¿Qué defectos en los limpias impiden pasar la ITV?

Durante la ITV, se pide al conductor que active los limpiaparabrisas y comprobará que salga el líquido para limpiar el cristal. Si este no fluye correctamente se considera un defecto leve, que no impedirá que el vehículo sea apto. Sin embargo, hay varias situaciones que podrán acarrear un suspenso por ser considerado un defecto grave:
  • Que el vehículo no tenga limpiaparabrisas.
  • Superficie de barrido insuficiente.
  • Escobillas defectuosas.
  • Que el vehículo no tenga escobillas.
Desde AECA-ITV explican como saber que están bien. Por ejemplo, si al barrer dejan rastros en el cristal hay que cambiarlas, ya que esto podría indicar que la goma se encuentra estriada o que tiene algún corte. Este fallo reduce la visibilidad.
Otro fallo puede producir que no limpien el cristal correctamente, dejándolo emborronado o con zonas sin limpiar. Esto indica un fallo en el soporte. Por ejemplo es posible que se cuele el viento por debajo del portaescobillas, produciendo un desgaste continuado.
También hay que estar atentos al ruido. Si se produce puede deberse a que el caucho se ha endurecido por llevar mucho tiempo sin sustituirse, lo que indica que es el momento de cambiarlas.
Fuente: La ITV advierte sobre los limpiaparabrisas: cuatro cosas que se revisan 

 

Leave a Reply